Extracciones de terceros molares

La extracción de muelas del juicio es un procedimiento quirúrgico para extraer una o más muelas del juicio —las cuatro piezas dentales permanentes de los adultos ubicadas en los extremos posteriores de la boca, tanto arriba como abajo.

Si una muela del juicio no tiene suficiente espacio para crecer (muela de juicio retenida) y, por lo tanto, provoca dolor, infección u otros problemas dentales, es probable que sea necesario extraerla. La extracción de muelas del juicio puede estar a cargo de un dentista o un cirujano bucal.

Para prevenir problemas futuros, algunos dentistas y cirujanos bucales recomiendan extraer las muelas del juicio incluso cuando todavía no causan ningún problema.

Las muelas de juicio, o terceros molares, son los dientes permanentes de la boca que salen últimos. Estas muelas suelen salir entre los 17 y los 25 años de edad. A algunas personas nunca les salen las muelas de juicio. En otros, las muelas de juicio salen normalmente, al igual que las otras muelas, y no causan problemas.

Muchas personas tienen las muelas de juicio impactadas —muelas que no tienen lugar suficiente en la boca para salir y desarrollarse normalmente. Las muelas de juicio impactadas pueden no salir o salir de manera parcial.

Una muela del juicio impactada puede:

  • Crecer en ángulo contra la muela próxima (segundo molar).
  • Crecer en ángulo contra la parte posterior de la boca.
  • Crecer en ángulo recto contra el otro diente, como si la muela del juicio estuviese «recostada» dentro del maxilar.
  • Crecer derecho hacia arriba o hacia abajo, como cualquier otra muela, pero permaneciendo atrapada dentro del maxilar.